El infierno de los perros destinados al consumo humano: Son hervidos vivos para tener mejor sabor

14 abril, 2018

Más de cinco millones de perros son robados, amarrados y llevados directamente al matadero anualmente en Vietnam para satisfacer la industria cárnica, la cual sigue siendo fatídicamente apetecida en China, Corea del Sur, Tailandia, India, Indonesia y Filipinas. El proceso por el que atraviesan estos animales para llegar hasta los platos de comida, suele contener los mismos niveles de crueldad, sin importar el país en el que sean asesinados. Debido a la enfermiza creencia que se encuentra radicada en estas culturas, los perros son sometidos a un sufrimiento injustificado, debido a que se piensa que a mayor sufrimiento, mejor es el sabor de su carne.

Los que no mueren durante los traslados que son llevados a cabo en diminutas jaulas, sin agua ni comida, corren una peor suerte. Son apaleados y hervidos vivos para que posteriormente sus captores puedan comercializar los cadáveres con la premisa de que su carne será sumamente sabrosa.

El terror acrecienta la adrenalina en los animales, razón por la cual los captores siguen incrementando la crueldad en la forma en que son asesinados. La ingesta de carne dura se cree que hace que quienes la consumen se hagan más fuertes y aumenten su apetito sexual, por lo que las malas prácticas sólo siguen agravándose al interior de esta industria.

PETA
Fight Dog Meat

Mientras la demanda de carne de perros sigue aumentando, más y más personas se convierten en dueños de perros a raíz de la exteriorización de las inhumanas prácticas utilizadas para asesinarlos, hecho que también ha propiciado la creación de múltiples organizaciones que luchan incansablemente por detener este tipo de comercio.

Sin importar el número de firmas que consiga una recaudación, las naciones que poseen este tipo de costumbres inscritas en su cultura se niegan a torcer el brazo ante el sufrimiento que resisten los perros antes de ser faenados, cocinados y comercializados al mejor postor en restaurantes, locales de comida rápida y recintos clandestinos de comida.

Cuando una creencia es la propulsora de la masacre

Pese a que no existen estudios empíricos, ni hipótesis científicas que avalen o comprueben las creencias que rodean al consumo de carne de perro, la gente que se manifiesta de acuerdo con su consumo, asegura que la ingesta de esta carne tendría múltiples beneficios en la salud del hombre. Aún cuando todas y cada una de las premisas que promueve la masacre de perros es irrisoria y absurda en la práctica, la gente sigue guiándose por éstas y apoyando la crueldad con la que a los perros se les arrebata la vida.

Aumento en el apetito sexual, fortalecimiento de los huesos, curación de enfermedades e incluso un alimento que ayuda a conservar el calor corporal. Éstas son sólo algunas de las creencias que rodean el consumo de carne de perro, razón por la cual la costumbre sigue presentando dificultades para ser erradicada de la cultura oriental.

Los perros utilizados para abastecer la industria son criados en granjas ilegales, en donde sufren una vida miserable, sin comida, agua y a la espera de un golpe en la cabeza que los deje inconscientes y libres de dolor al momento de ser cocinados vivos. Mientras que los otros son secuestrados y arrebatados desde sus hogares para ser trasladados en jaulas o incluso arrastrados del cuello hacia mataderos ilegales, en los cuales se promueve y se aplaude el exceso de crueldad y sufrimiento.

Fight Dog Meat
Fight Dog Meat
Fight Dog Meat

A pesar de que el consumo responde a una práctica ilegal en muchos de los países en donde se encuentra inserta la costumbre de comer carne, nadie se rige por las leyes, ya que no existe un estamento o institución que vele por su cumplimiento. En algunos países son incluso los mismos gobiernos los que promueven la continuidad de la masacre que conmueve al mundo occidental.

El festival de Yulin es uno de los eventos más conocidos mundialmente, debido a que en los últimos años numerosas organizaciones de bienestar y derechos animales han llevado a cabo protestas y manifestaciones en contra de una de las celebraciones más crueles de las que hemos sido testigos como humanidad. Cada año y durante 10 largos días, ciudadanos chinos conmemoran el solsticio de verano con la matanza de más de 10.000 perros, los cuales son recopilados en tiempo récord en las semanas previas a la fecha.

Sin importar el aumento de activistas, de protestas y de manifestaciones en todo el mundo en contra de estas prácticas, millones de perros continúan siendo apaleados, desmenuzados, hervidos y asesinados en países en donde incluso se les arrebata la voz a quienes intentan hablar por ellos.

Fight Dog Meat

Como dijo Mahatma Gandhi, “la grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la manera en que se trata a sus animales”.

      

Volver al listado de noticias
Imagen

Clima en la ciudad

Publicaciones anteriores