“Empezó a tocar sus partes íntimas con una mano y con la otra llevaba el volante”

Conversamos con Melody, la profesora de patín que vivió una experiencia desagradable en la Vega Maipú al aceptar que la acerquen en una camioneta desde la ruta 40 hasta el gimnasio Chango Soria donde se dirigía para dar clases.

Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *